22.4.14

NAVY

Azul marino, azul oscuro, casi negro, como el lóbrego fondo marino, tan profundo.
El azul navy, combinado con estampados de figuras geométricas, rayas, chevron,
nudos, celosías, enrejado marroquí, motivos art decó y dorado,
dan ese aire clásico y a la vez siempre en tendencia, tan especial.

Arriesgate con el total blue, o atenualó con corales y salmónes,
 mucho blanco, marrón chocolate, color topo y celeste pálido.











// Si te ha gustado compártelo, suscríbete aquí o sigue el bureau desde facebook, twitter y pinterest. //

15.4.14

LIVING SPACE

A estas alturas ya todo el mundo sabe lo que es un loft
pero son pocos los que se atreven a verlo como un hogar.

Para mi, que sea un espacio alejado de núcleos residenciales,
o un edificio creado para otros fines que no son éste, no le resta atractivo
si no todo lo contrario. Es un arte saber/poder hacerlo habitable.

Un loft es una construcción con caracter a la que hay que amoldarse, sin más,
y solucionar problemas de espacio y amueblamiento, como en un piso cualquiera.

Este antiguo almacén en Londres es hoy un hermoso espacio habitable,
con todas las comodidades de una casa, incluso alguna ventaja más.












// Si te ha gustado compártelo, suscríbete aquí o sigue el bureau desde facebook, twitter y pinterest. //

5.4.14

LO VIEJO CON LO NUEVO

El éxito está en mezclar piezas de diseño con viejas texturas.
Pisos antiguos con espacios pulidos. Techos altos y paredes de ladrillo visto.
Oro y blanco. En el contraste entre objetos con historia y líneas puras.

Es tendencia jugar con elementos nuevos y otros gastados, con caracter.









// Si te ha gustado compártelo, suscríbete aquí o sigue el bureau desde facebook, twitter y pinterest. //

1.4.14

UN BAÑO PEQUEÑO NO ABURRIDO

Cuando disponemos de muchos metros cuadrados todo son risas
pero si el espacio brilla por su ausencia hay que estrujarse el cerebro
para conseguir hacer el tetris y que nos quede espacio para almacenar.

El cuarto de baño de los apartamentos suelen ser pequeños y engorrosos,
pero eso no quita que no podamos hacerlo lucir como bien se merece.

Nos rechiflan los baños con cuatro lavabos, bañera jacuzzi y ducha hidromasaje.
Ojalá pudiésemos abrir una ventana, que digo?, un balcón en el cuarto de baño,
y poner esas super baldosas de marmol que parecen pistas de patinaje.
Se nos cae la baba solo con pensar en cómo sería tener un spa en casa,
pero la realidad es que mide 3x2 y tiene aforo reducido.

¿Estás pensando en renovar el cuarto de baño?


Brindémosle un poco de imaginación y serémos recompensados.
¿Qué tal colocar unos posters o algunos objetos vintage a modo de escultura?
Un espejo de lado a lado, una cerámica algo especial, un mueble recuperado,
las tuberías a la vista, un color atrevido, o dale un giro a la distribución.
Quédate con el detalle que más te guste y mezclalo, experimenta.
Dale tu toque personal y crea un gran cuarto de baño.











Puedes ver más ideas para decorar el cuarto de baño aquí.


// Si te ha gustado compártelo, suscríbete aquí o sigue el bureau desde facebook, twitter y pinterest. //

29.3.14

PUNTO GARBANZO CON CROCHET

Tarde y corto, el post de esta semana casi se me atraganta, días complicados.
El blog no tiene la culpa, además quería enseñaros ésto. Así me animo y vuelvo al ritmo.

El otro día una compañera del taller de costura me preguntaba cómo se hacía el punto garbanzo
y me acordé de esta imagen que guardaba en uno de mis tableros secretísimos de Pinterest.

Se trata de una especie de punto garbanzo tejido con aguja de crochet, parecido a la piña de varetas,
también lo llaman bodoques, punto mota, pipocabobble, popcorn o puff stitch según el país.
El tejido va formando bultitos, juntos o más dispersos dependiendo del diseño,
que resulta muy atractivo para realizar cualquier tipo de prenda o complemento.


¿Cómo hacer punto garbanzo con crochet?


1º Tejer una cadeneta con número par de puntos. Sobre ella, tejer una primera vuelta de puntos bajos.
2º Tejer un punto al aire o punto bajo y girar el tejido para comenzar una nueva hilera con los bultitos.
3º Tejer cinco puntos altos sin cerrarlos en un mismo punto de base (se quedan en la aguja)
Luego unir todo con un punto deslizado (pasar el hilo por todos los bucles de una vez).
4º Si quieres las burbujas muy juntas volver a tejer un punto al aire o punto bajo y repetir el paso 3.
Si las quieres más separadas teje tres o cuatro puntos bajos (al gusto) y luego repite el paso 3.

Las imágenes son de Dream a Little Bigger.







// Si te ha gustado compártelo, suscríbete aquí o sigue el bureau desde facebook, twitter y pinterest. //
Blogging tips